Y dad gracias de que no le ha arrancado la cabeza con los dientes…