Una forma de morir bastante peculiar