¿Quién dijo que cortar el césped era engorroso?

Ni siquiera tienes que moverte.