Pruebas de que en el mundo hay cosas que nunca cambian