Personas tan afortunadas que deberían comprar un billete de lotería