Pastor alemán con una GoPro en la boca

No se le ve con muchas ganas de devolverla.