Parece una nueva revolución francesa, pero no.