Muy bien, Starbucks…