Mientras tanto, en el metro de Moscú…