¡Me los quitan de las manos![…] Las universidades…





¡Me los quitan de las manos!

[…] Las universidades españolas han pasado por un aluvión de lecturas de tesis doctorales en los últimos meses. Desde el principio de este curso, se han registrado al menos 12.100 trabajos de investigación, más de lo que se lee durante todo un año, según los datos recabados por EL MUNDO. […] [Noticia]

Enviado por Saúl:

Saludos Φno. El pitote que se está montando con la tesis de PDR SNCHZ es una excusa perfecta para poner sobre la mesa la BURBUJA de tesis doctorales (y sus calificaciones) que se está montando en España desde hace unos años. 

A estas alturas de la película todos sabemos que estar en posesión de un grado o un máster ya no garantiza nada (todos conocemos casos de zoquetes que se han sacado el título a base de pagar 5 matrículas y arrastrarse por los despachos). El problema es que esto se está extendiendo también a los doctorados donde, supuestamente, el estudiante ha de aportar su granito de arena al conocimiento de un campo en concreto. Hoy en día, con que pagues un par de matrículas de doctorado y presentes unas cuantas hojas encuadernadas con el papel del bocata tienes garantizado un 10 y el Cum Laude, porque normalmente los miembros del tribunal son amiguitos tuyos y se considera rutinario ponerle la máxima nota a todo el mundo, aunque la tesis en cuestión trate sobre cómo cocer macarrones sin quemarse con la cazuela.

He tenido que salirme de algunas defensas de tesis de la VERGÜENZA que me estaban dando. Algunas están hechas de cualquier manera, sin cuidado, sin rigor, sin ni siquiera una ortografía correcta. Todo vale. El 10 está asegurado. Esto, además de devaluar muchísimo el trabajo de la gente que se lo ha currado de verdad y que hacen ciencia con rigor y cariño (todavía quedan, por suerte), puede llegar a ser peligroso por los niveles de DEJADEZ y DECADENCIA que estamos alcanzando en el mundillo de la biología, la biomedicina y la investigación en general.

TL;DR: No es sorprendente que tesis de “baja calidad” de Pedro Sánchez tenga un 10 y Cum Laude. Esa combinación es muy frecuente. Actualmente las evaluaciones de las tesis doctorales son de risa, poniendo la máxima nota a chapuzas y devaluando la investigación de la gente que trabajado de verdad.