Mascotas que echaron de menos a su dueños, pero la pasan muy bien sin ellos