Más feo que el bostezo de un hámster.



Más feo que el bostezo de un hámster.