La gente que hace reír siempre vale el doble