Homófobos a los que se les habrán quitado las ganas de volver a escribir m*erda en internet