Esta abuela japonesa de 90 años descubre la fotografía y no puede dejar de hacerse divertidos autorretratos