Esperemos que no haya nunca un incendio…