[…] El verdadero origen del escozor y el rojo de nuestros…





[…] El verdadero origen del escozor y el rojo de nuestros ojos, además de la orina, son otras sustancias desagradables, como restos fecales, restos de sudor y suciedad en general del cuerpo de los usuarios de la piscina. En realidad, el cloro es un responsable indirecto. Cuando la orina y el cloro se mezclan, la combinación convierte el cloro en un derivado del amoníaco llamado cloramina, que tiene un olor distintivo, y reputación de causar problemas respiratorios y un efecto revelador en los ojos […] [Noticia]

Enviado por Eneko.