El propietario de este bar sabe como encajar las críticas