“¡¿Dónde están mis bellotas?!”