Dead Diving 2018: La compertición de saltos intencionadamente…



Dead Diving 2018: La compertición de saltos intencionadamente mierderos que muchas veces acaban en DOLOR.

Todo empezó en la década de los 60, cuando los chavales noruegos se colaban en la piscina de Frognerbadet (Oslo), para saltar desde el trampolín de 10 metros haciendo el capullo. Con el tiempo se convirtió en tradición poco después pasó a ser una competición.

Aquí la edición del año pasado.