“Cuando saltas al agua desde muy muy alto, se vuelve tan dura…



“Cuando saltas al agua desde muy muy alto, se vuelve tan dura como el cemento”

Seguro que habéis escuchado eso alguna vez. Tiene parte de razón. Hay que minimizar la superficie que entra en contacto y “rompe” agua al caer, de lo contrario puede pasarte como a este chaval que se ha destrozado la pierna.