Con el peluquero no se juega

Le gastó una broma y se la devolvió.